Así empezó todo

Allá por 1850, unos pocos entusiastas de la música, reclaman al entonces consistorio de Gijón la creación de una banda, alegando entre otras necesidades, que es la única ciudad importante de España que no cuenta con una agrupación de este tipo.

Pasan los años, y un 18 de Febrero de 1865, se presenta el proyecto de la Banda de Música de Gijón al ayuntamiento de esa misma ciudad, siendo este aprobado, después de varias y largas reuniones el 1 de marzo de 1865, con un presupuesto inicial de 4.296 pesetas.

A partir de ahí, La Banda de Música de Gijón acompaña y ameniza festejos en la ciudad, ofreciendo también conciertos de manera esporádica a lo largo de todos los años.

En noviembre de 1884, la Banda inaugura su escuela de música, un proyecto importante con varios objetivos; como la educación musical a todas las personas que quisieran adentrarse en el mundo de la música, crear una base de músicos para que la banda se pudiera nutrir de estos de manera continua, fomentar el arte y la cultura en la ciudad, así como contribuir en la interrelación social y personal de los alumnos. Labor que en aquellos años era de imperiosa necesidad. La escuela obtuvo una gran acogida por los Gijoneses, ya que en su primer año y teniendo en cuenta los limitados recursos de esta, contaba con 79 alumnos, todo un acierto para la banda y un éxito para la ciudad.

En 1897 la Banda de Música de Gijón se consolida como parte importante e icono de la ciudad actuando ahora si, en todas las fiestas y actos especiales del ayuntamiento, así como ofreciendo conciertos por todos los barrios de Gijón.

La banda entra en una etapa de estabilidad y prosperidad, que se ve truncada en el año 1937 a causa de la posguerra, donde se ve obligada a parar su actividad, volviendo a reanudarla en el año 1940, recuperando el estatus y la normalidad. Así pasan los años hasta hoy día, décadas donde la Banda ha ido evolucionando con el paso del tiempo, incorporando novedades en su repertorio así como en la preparación y el desarrollo de los músicos.

En 1997 dos bandas subsisten en la ciudad; la Banda de Música de Gijón y la Banda de Música Villa de Jovellanos, fusionándose ambas en enero de 2001 con el nombre: Banda de Música de Gijón Villa de Jovellanos, el cual sería el nombre de nuestra banda hasta 2015 donde se le otorgaría el nombre actual, Banda de Música de Gijón – Xixón.

En la Actualidad la Banda de Música de Gijón sigue más presente que nunca en la ciudad, con cerca de 50 actuaciones al año, es una banda acorde a los tiempos que corren la cual sigue cosechando éxitos como por ejemplo en el certamen internacional de Rybnik en Polonia, Ganando no solo el primer premio, si no cosechando la mayor puntuación de la historia de este certamen.

Pero sin duda el mejor premio que ha obtenido esta banda es la medalla de oro de la ciudad de Gijón, otorgada en 2012, es el galardón que eleva a la Banda de Música de Gijón a patrimonio de la ciudad, gracias al Ayuntamiento de Gijón y a la directiva de la banda, se reconoce con esta distinción el esfuerzo, el empeño y el sacrificio de todos y cada una de las personas que han formado parte de esta Banda en su larga y dilatada historia.

Desde 1850 hasta el día de hoy, han pasado muchísimas personas por esta banda, músicos y directores que han aportado su granito de arena en etapas de la vida muy difíciles y diferentes, pero con un mismo objetivo en común; hacer de esta Banda una Banda grande, una Banda de calidad, un referente de la cultura en Asturias y una Banda acorde a la ciudad y a los ciudadanos que representa.

Los directores que han pasado por estos 150 años de historia de la Banda de Música de Gijón han sido: Julián Monsegosa, Justo Pastor, Eulogio Llaneza, Tristán Gayól, José Garay, Regino Ariz, Heliodoro González, Faustino Sanz, Federico Senén, Amalio López, Baldomero Céspedes, Antolín de la Fuente Clá, José Antonio Casas Álvarez, Genaro Valdés Rebollar, David Colado Coronas y el actual director Iván Arboleya Montes.